La Comisión de Asuntos Constitucionales perteneciente a la Cámara de Diputados le dio dictamen favorable (con el aval de todos los bloques) al proyecto de ley que busca suspender dos causales de caducidad de los partidos políticos, que no pudieron cumplir con los requisitos legales a causa de la pandemia, de modo que todos puedan participar este año del proceso electoral.

Hernán Pérez Araujo (FdT), titular de la comisión, explicó los puntos del proyecto de ley, y resaltó que “el tiempo es oportuno, atento al proceso electoral que se viene” y a “garantizar la participación de todos los sectores políticos, los grandes y pequeños; y garantizar la oferta electoral a la ciudadanía”.

La iniciativa apunta a suspender hasta el 31 de diciembre de 2021 la caducidad de los partidos políticos por no haber podido celebrar elecciones internas de renovación de autoridades, o bien por no contar con el mínimo de afiliaciones, producto de la pandemia de Covid-19.

El proyecto (a partir de una incorporación en el Senado) exceptúa de esta normativa a aquellos partidos con elecciones internas en trámite. Por otro lado, establece que el dinero no ejecutado en 2020 en materia de capacitaciones que no se pudieron llevar adelante, será reservado para el ejercicio 2021, y se suspenderán las sanciones por el no desarrollo de esos cursos