Johanna Panebianco, diputada provincial por Juntos por el Cambio, manifestó en sus redes sociales que “menstruar es caro” y reclamó que se sancione en la Provincia la Ley de salud menstrual.

“Hablemos de que las personas menstruantes que no pueden pagar los productos faltan más al colegio, no pueden cumplir con su trabajo y tienen 70% más probabilidad de infecciones si usan materiales inadecuados. Por ellas necesitamos la Ley Salud Menstrual en PBA”, destacó.

Según el informe llevado a cabo por el equipo de Ecofemidata, el costo promedio por año de personas que utilizan toallas femeninas es de $3233 y de $4172 de las que usan tampones.