“Imponer un toque de queda no es la forma. Tras 10 meses de pandemia, la respuesta no puede ser la vuelta a restricciones generales”, aseguró el legislador de JxC.

“Hoy se requiere control de actividades ilegales y prevención”

Para el diputado ni la economía ni la sociedad están preparadas para limitar nuevas libertades individuales.

“Son los intendentes, los que conocen la realidad de cada municipio y los efectos devastadores para el sector gastronómico, que implicaría imponer un toque de queda. El gobernador Kicillof debe delegar en los intendentes la facultad de establecer o no nuevas restricciones”, dijo