Finalmente la oposición se abroqueló para dejar sin quórum la reunión constitutiva de la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento del Ministerio Público, una maniobra que impidió que Elisa Carrió asumiera la presidencia. Ni el Frente Renovador ni el bloque Justicialista ni el Frente para la Victoria-PJ aportaron legisladores, y la líder de la Coalición Cívica denunció “proscripción”.

Cabe recordar que, hasta diciembre pasado, la misma estuvo comandada por la jefa de bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño. Si bien este año correspondía que un miembro del Senado asuma la conducción, el oficialismo y la oposición acordaron que la Cámara baja retenga este grupo de trabajo, mientras que, fruto de las negociaciones, el senador peronista Rodolfo Urtubey se mantendría al frente de la Bicameral de Monitoreo e Implementación del nuevo Código Procesal Penal, que también se conformará esta semana.

Durante el 2017 la comisión realizó varias jornadas para recibir a fiscales que denunciaron a Alejandra Gils Carbó, quien resistió en su cargo durante los dos primeros años del gobierno macrista. Acorralada por su situación judicial, la exjefa de los fiscales presentó su renuncia diez días después de que un fallo judicial habilitara su remoción sin necesidad de juicio político. Su salida quedó formalizada el 31 de diciembre pasado y, actualmente, la Procuración General se encuentra a cargo de Eduardo Casal, que asumió en forma interina.

 

 

Para más información, visite INICIO.