La diputada provincial de Juntos por el Cambio Carolina Píparo denunció hoy que existe una campaña de "persecución política" en su contra, al tiempo que advirtió que no la van a "callar" y seguirá "trabajando para que la seguridad sea un derecho de todos".

"Si algunos pensaron que politizando una causa me iban a callar, se equivocaron. Estoy más fuerte que nunca y tantas muestras de apoyo y cariño que me siguen llegando, me fortalecen aún más. Voy a seguir trabajando para que la seguridad sea un derecho de todos", resaltó Píparo.

"Si algunos pensaron que politizando una causa me iban a callar, se equivocaron".

En su cuenta de la red social Twitter, Píparo publicó el mensaje en momentos en que su esposo, Juan Ignacio Buzali, sigue detenido acusado del delito de "doble homicidio en grado de tentativa", a partir de los hechos ocurridos la madrugada del 1 de enero.

Si algunos pensaron que politizando una causa me iban a callar, se equivocaron. Estoy más fuerte que nunca y tantas muestras de apoyo y cariño que me siguen llegando, me fortalecen aún más. Voy a seguir trabajando para que la seguridad sea un derecho de todos.

"Entenderán que estos días son muy difíciles de transitar porque la inseguridad y la ausencia absoluta del Estado volvieron a golpearme a mí y a mi familia, también transitar este momento sin mi marido al lado lo hace más difícil aún. Pero esto no me doblega", subrayó la legisladora provincial.

Y expresó: "Siempre estuve convencida de que para transformar la realidad hay que comprometerse. Lo que me pasó a mí le sucede a los bonaerenses a toda hora en todos los barrios, y es imposible tapar la inseguridad creciente con politiquería barata y operaciones berretas". MG/OM NA