En ese marco, aseguró que en el 2022 en el radicalismo “se trabajó mucho para que el poder quede en manos de aquellos que piensen una Argentina seria”.

Instó por un país que pueda desarrollarse, económicamente estar mejor, que sus ciudadanos puedan llegar a fin de mes.

Bilbao reconoció que deberán “resolver internamente los problemas de candidaturas” y que tendrán “una enorme oportunidad” en las elecciones de este año con un protagonismo mucho mayor.

“Hay que dirimir los nombres de quienes van a liderar este movimiento, tenemos que encontrar un camino en común claro y quedara afuera el que no logra tener puntos en común y piensa totalmente diferente”, sentenció