La diputada nacional y vicepresidenta de la bancada de la Unión Cívica Radical (UCR) en la Cámara baja, Karina Banfi, pidió hoy a "desdramatizar" las consideraciones la ruptura de ese bloque, y estimó que más allá de esta división "se puede convivir en sintonía" y "sin ningún problema.

"Hay que desdramatizar un poco lo que significa el retiro de (el senador nacional) Martín Lousteau y (el diputado nacional Emiliano) Yacobitti que en varias oportunidades armaron sus propios bloques y después pudimos convivir en sintonía, sin ningún problema", señaló Banfi esta mañana en diálogo con la emisora AM 750.

Y en ese sentido, agregó: "Las convivencias de los colectivos siempre son complejas y Martín Lousteau siempre buscó tener un bloque separado".

El espacio Evolución Radical, que lidera Lousteau, anunció ayer la formación de un bloque propio en la Cámara de Diputados, dentro de Juntos por el Cambio (JxC), y de esta manera formalizó su decisión de alejarse de la bancada que preside el cordobés Mario Negri, luego de no lograran superar las tensiones internas generadas en el seno de ese grupo parlamentario.

La diputada subrayó que los legisladores que pertenecen a Evolución Radical en la Cámara baja son un grupo "un grupo de 10 o 12 diputados" frente a los 33 que integran el bloque que lidera Mario Negri, que "tiene representación de todo el país con una nueva generación de dirigentes", entre los que se destacan el diputado nacional electo Facundo Manes.

Banfi explicó que los diputados de Evolución Radical forman una "sociedad" con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , y que "nunca se sintieron cómodos" en la bancada encabezada por Negri.

Click to enlarge
A fallback.

"Somos 33, ellos son 12 y consideramos que el tema estaba concluido. Sumarse al grupo mayoritario, en un proceso de integración, es el mecanismo típico de un sector frente al otro, pero ellos han decidido en vez de integrarse armar su propio bloque", apuntó Banfi.

La diputada reafirmó su apoyo a Negri al reconocer el "liderazgo" del dirigente cordobés que también presiden en el cuerpo el interbloque de JxC, al afirmar que supo "llevar adelante las disputas y el trabajo dentro del Congreso sobre las agendas planteadas por la oposición".

"Apoyamos a Negri porque nos fortalece y es el mejor de todos nosotros. Poco tienen que ver las cuestiones territoriales. Se trata de una cuestión de trayectoria y capacidad a la hora de coordinar el trabaja legislativo. No importa si el que representa ganó o perdió, lo más importante es que tenga las capacidades para liderar", observó Banfi sobre Negri, quien perdió en las PASO que se desarrollaron el pasado 12 de septiembre en Córdoba, donde se presentó como precandidato a senador nacional.

En contraposición definió como "un acto demasiado audaz" que "una persona que recién ingresa a la cámara quiera liderar un bloque", en referencia a Yacobitti.

"Nosotros tenemos otro nivel de responsabilidades que es lo que pusimos en juego. Como bloque vamos a hacer un gran trabajo coordinado con el partido y con los legisladores radicales del senado", remarcó.

También se refirió al desencuentro entre el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y Lousteau, quienes aspiran a conducir el Comité nacional de la UCR, y explicó que "hubo una reunión que pedida" por el mandatario para "evitar algún tipo de ruptura dentro del bloque y ver cuáles eran las intenciones que tenían el grupo de Evolución".

Finalmente argumentó que el bloque de Negri está "muy enojado con lo que pasó con la juventud en el día viernes en el Comité nacional" donde "entraron unos barrabravas a impedir que los delegados pudieran votar".

"Eso es un acto totalmente antidemocrático, conducido por un grupo que responde a Yacobiti. Es él quien debe dar explicaciones. Esa fue una de las cosas que le reclamó Gerardo (Morales) a Lousteau. En el plenario de la Juventud Radical se vivió un momento de mucha violencia", puntualizó. (Télam)