Un proyecto del senador provincial Agustín Maspoli para garantizar el derecho a una licencia parental a los y las concejales de todos los distritos de la Provincia quedó un paso más cerca de convertirse en ley, al recibir un dictamen unánime en su favor en la comisión de Asuntos Municipales.

La iniciativa de Maspoli es similar a la que la Legislatura bonaerense ya aprobó recientemente para los diputados. Y busca equiparar los derechos de los legisladores locales con los de los empleados del Ejecutivo en cada municipio.

En concreto, el texto de la norma propuesta dispone que los concejales y secretarios de los Concejos Deliberantes “tendrán derecho a gozar de licencia coparental con goce íntegro de dieta, por el término y en las condiciones que fijen las normas para los empleados del municipio al que pertenezcan”.

Esto lo hace a través de la incorporación de un nuevo artículo a la Ley Orgánica de las Municipalidades, que regula todo lo concerniente a los derechos y deberes de intendentes, concejales y demás integrantes de los municipios bonaerenses.

En 2016, el entonces senador Carlos Fernández había presentado un proyecto similar, que no logró transitar el camino hacia la sanción por la Legislatura.

“La protección de la persona gestante y el recién nacido son derechos esenciales y también son fundamentales para el trabajo decente, la productividad y la igualdad de género. Esta realidad donde las y los concejales afrontan la parentalidad sin sus legítimas licencias, desprovistas de cuidados básicos y sin ingresos, impiden darles a sus hijos e hijas más y mejores cuidados”, argumenta Maspoli en los considerandos de su proyecto.

Además, enfatiza la necesidad de equiparar las licencias para madres y padres, porque “las licencias por paternidad cortas promueven el maternalismo y excluyen a los padres de responsabilidades del cuidado”.