El Diputado Nacional Alberto Asseff explicó que “hoy la Argentina está en el mínimo histórico en 100 años de consumo de carne. El problema no es el productor, sino los bajos salarios de una economía empobrecida”.

A la vez que señaló que la medida de cerrar la exportación de un bien que es tan apreciado en el exterior y que produce la entrada de divisas frescas sólo traerá mayor pobreza que a esta altura ya no caben dudas es el objetivo del gobierno.

“Pobres y sometidos pareciera ser la meta del kirchnerismo”.

“El kirchnerismo debe entender que el productor rural no es el enemigo, como tampoco es una fuente infinita de financiación para proyectos políticos populistas que pretenden eternizarse en el poder”, dijo el titular del Partido UNIR en referencia a que la medida fue decidida por Máximo Kirchner exclusivamente