Laura Aprile, diputada provincial por Juntos por el Cambio, celebró que las personas con discapacidad sean consideradas dentro del grupo de riesgo ante la pandemia de COVID-19. “Después de meses de reclamos junto a las organizaciones, finalmente el ejecutivo entendió la importancia de incorporar como prioritarios en el esquema de vacunación a este grupo de personas”, sostuvo.

“El dato es claro: la mortalidad de las personas con discapacidad es 3 veces superior a la población general. El porcentaje de letalidad entre la población con discapacidad fue un 7%, mientras que el de la población total es 2,2%”, añadió.

“Las personas con discapacidad tienen el derecho a vivir seguros y volver a sus espacios de contención como los centros de día y talleres protegidos. Son lugares fundamentales para su desarrollo personal e inclusión social”, subrayó.

“Sin embargo, no debemos dejar pasar que para que puedan vacunarse es necesaria una inscripción mediante la web de ‘Vacunate PBA’, la cual carece de accesibilidad y los parámetros necesarios para que una PCD de manera independiente pueda anotarse”, completó