Casi en simultáneo se dieron dos escenas que prepararon el terreno para el proyecto presentado ayer en la Cámara de Diputados bonaerense. Por un lado, el faltazo de Martiniano Molina a la sesión preparatoria donde debía jurar como diputado electo por haberse contagiado de Covid y no estar vacunado; por otro, el anuncio de la implementación del pase sanitario en la Provincia, como medida para promover la vacunación en todos los ámbitos.

Ante este panorama, la diputada de Juntos, Alejandra Lordén, y el diputado del Frente de Todos, Rubén Eislaiman, presentaron un proyecto en la Cámara baja que sugiere que los legisladores y legisladoras que no están vacunados con el esquema completo no asistan al recinto y participen de las sesiones de manera remota, por su salud y por la del resto del cuerpo parlamentario.

“La pandemia no terminó. Que tengamos una temporada de verano sin mayores restricciones depende, en buena parte, de la responsabilidad colectiva de la sociedad, y nosotros como integrantes de la casa de leyes debemos dar el ejemplo”, dice el documento.

Click to enlarge
A fallback.

Asimismo, pone énfasis en la importancia de la vacunación: "Existen muchas teorías acerca de la vacunación contra el Covid-19. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud y autoridades expertas en Salud de todo el mundo están impulsando a la población a vacunarse como la mejor solución para poner fin a la pandemia”.

Finalmente, los firmantes invitaron al resto del cuerpo legislativo a acompañar la iniciativa