El diputado provincial Adrián Grana (Frente de Todos) consideró que el intento de asesinato de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández, es “un punto de inflexión en nuestra democracia”.

“El evento del primero de septiembre, independientemente de quién haya sido” la persona apuntada, “nos obliga a repensar el pacto democrático, para profundizarlo, para radicalizarlo y pensar en un nuevo acuerdo de unidad nacional”, dijo el legislador.

En el marco de una entrevista televisiva, Grana consideró que “la piedra fundamental de la nueva etapa que viene” es el consenso sobre la necesidad de mantener la paz: “Los argentinos no queremos volver a un pasado donde se piense que suprimir al que piensa distinto es una posibilidad dentro de los márgenes democráticos”, sentenció.