Los movimientos sociales oficialistas, enrolados en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), analizan por estas horas abandonar el gobierno de Alberto Fernández.

La tensión fue generada por la decisión de la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, de solicitarle a la Justicia que levante el secreto fiscal para que la AFIP entregue la lista nominal de los beneficiarios del Potenciar Trabajo que cobraban el plan con incompatibilidades, como haber comprado dólares o tener más de dos propiedades.

Quien se refirió a esto fue el diputado provincial y titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad. En su cuenta de Twitter expresó: “Esta es una manifestación palpable y lamentable de que las políticas sociales están privatizadas y cooptadas”.

“En la Provincia lo observamos todos los días con preocupación. Necesitamos transformar los subsidios en un ingreso ciudadano”, subrayó el legislador