El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, enfatizó que el país tuvo que enfrentarse a “tres angustias” en este período. “La primera fue la angustia por enfermarse, morirse y porque que se enferme algún ser querido, nos fuimos acostumbrando y apareció la angustia económica, a quedarse sin trabajo o no poder ir a trabajar y ahora estamos viviendo la angustia de la educación, los chicos no pueden ir al colegio”.

lanús

Podés ver:

¿Cuál es el primer país en brindar gratuitamente insumos de higiene femeninos?

“Cuando apareció la enfermedad, pensé que era una gripe que arrancaba en China y que cuando llegara acá ya íbamos a tener la vacuna”, reveló el alcalde.

“Hay que mirar cuales son los países que pudieron desarrollar la vacuna, nosotros tendríamos que prepararnos en términos de educación y desarrollo tecnológico para después poder tener la capacidad de fabricar una vacuna. Por ahí tenemos los científicos o los laboratorios, lo cual es bueno, pero cómo organización de país no estamos listos”, acotó