“Los argentinos estamos de acuerdo en las prioridades. Todos ponemos delante la educación, la seguridad, la salud, el trabajo, la infraestructura que posibilita el desarrollo integral. Lo dificultoso es decidir qué cosas no son prioridades para poder canalizar los recursos hacia las que sí lo son”, reflexionó Alejandro Finocchiaro.

El referente de la Mesa Política de Juntos por el Cambio en La Matanza, agregó: “A veces en el gobierno uno puede tener dudas. Pero en el caso de Gregorio de Laferrere no hay ninguna. La peatonal comercial que propone el intendente Fernando Espinoza es incompatible con la realidad de la población del distrito y de la localidad en particular”.

“En Laferrere, a pocas cuadras del lugar donde se proyecta esta obra, hay vecinos que desde hace añares esperan el asfalto, que construyan cloacas para dejar de tirar los desagotes a las zanjas, que llegue agua potable, que deje de cortarse continuamente el suministro eléctrico. Habitar barrios como La Loma, entre otros, somete a la población a padecer condiciones que la humanidad ya resolvió hace más de un siglo. Hace poco, una mujer de La Matanza me confesó que el sueño de su vida era ver su calle asfaltada. Cómo puede ser que el municipio, superavitario, con más de cien millones de dólares acumulados en la especulación financiera, se haya convertido en un lastre tan grande. Es imprescindible pasar de la lógica de la mera supervivencia a la de la promoción social. Y mientras las frustraciones sean de esta magnitud el despegue de las personas es muy complicado”, comentó.

Finocchiaro cuestiona la peatonal que quiere Espinoza por no ser prioritaria

 

G. Laferrere: Finocchiaro le recordó a Espinoza cómo es el estado de las calles en La Matanza

“En lugar de generar las condiciones para crear riqueza, impulsar el desarrollo social, cultural, laboral, profesional, La Matanza representa una carrera de obstáculos. Otra vecina me decía que siempre tiene que salir con un calzado de repuesto, que es imposible llegar arreglada a una reunión caminando por esas calles. La tierra también impide la recolección de residuos, la llegada de medios de transporte o emergencias. Las obras pendientes de entubamiento provocan inundaciones que les arruinan o les llevan las pertenencias. Faltan luminarias y ni siquiera mantienen despejadas las zanjas”, dijo el exministro de la getsión Cambiemos, Alejandro Finocchiaro.

“En algunos barrios, los propietarios construyen como si vivieran en el delta, levantando las casas para que superen el nivel de las crecidas. Por otro lado, a la tierra se la cobran, más de 4000 pesos cada descarga”

“La seguridad es otro tema pendiente. No ven nunca policías en tareas de prevención y si llaman por alguna alarma demoran dos o tres horas la llegada, que se produce cuando todo pasó. ¿Cuántos patrulleros podrían adquirirse, por tomar solo uno de los rubros que enumeré, si se dispusieran para esa compra los 700 millones de pesos que estiman costará la peatonal? centenares”, agregó en su crítica a la gestión de Espinoza.

“En un distrito razonable, una obra de estas características sería vista como un adelanto. Pero en el marco que describo, y que toda la población de La Matanza sabe y padece, es percibida como una enorme desconsideración para las penurias que tienen que sobrellevar solos. La Matanza es la mayor demostración del Estado ausente o, en ocasiones, algo peor: uno que sostiene privilegios de algunos en detrimento de la necesidad del conjunto. Es más, hasta los comerciantes del centro de Laferrere, los de la Avenida Luro que supuestamente recibiría los beneficios de la peatonal, están en contra. No imaginan cómo van a poder sobrevivir esta etapa de consumo deprimido por las restricciones de la cuarentena si, además, deben atravesar larguísimos meses de circulación reducida”, concluyó