El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, advirtió hoy que su país dejará las negociaciones de paz si Rusia mata a los soldados ucranianos atrincherados en Mariupol y si el Kremlin lleva adelante referendos en la región de Jerson, en el sur, ocupada por las fuerzas rusas.

"Si nuestros hombres son asesinados en Mariupol y si se organizan supuestos referéndums en la región de Jerson, Ucrania se retirará de todo el proceso de negociación", afirmó Zelenski en una conferencia de prensa en una estación de subte en Kiev.

También dijo que estaba "listo" para "un intercambio de nuestros militares que defienden Mariupol", bajo "cualquier formato", para sacar a "esas personas que se encuentran en una situación horrible, cercados".

Sitiada desde inicios de marzo, esta ciudad estratégica en el sureste del país, sobre el mar de Azov, está prácticamente bajo control ruso, pero un último grupo de soldados ucranianos está atrincherado en la zona industrial de Azovstal, donde las tropas rusas habrían reanudado este sábado los bombardeos.

Zelenski precisó que "el último contacto" con los soldados atrincherados en los túneles de la inmensa acería de Azovstal fue "hace una hora".

"Hoy es uno de los días más difíciles", desde el inicio del asedio ruso de Mariupol a inicios de marzo, insistió.

El presidente ucraniano acusó esta semana a Rusia de preparar la organización de un falso referendo de independencia en las regiones meridionales de Jerson y Zaporiyia, que están bajo su control.

A principios de marzo, Ucrania ya había acusado al Kremlin de querer escenificar en Jerson un "referendo" a imagen del celebrado en 2014 para sellar la anexión de la península de Crimea, considerado ilegal por Kiev y los países occidentales.

En el este de Ucrania, los territorios separatistas prorrusos de Donetsk y Lugansk proclamaron su independencia como "repúblicas populares" tras unos referendos también considerados nulos y no reconocidos por la comunidad internacional.

A la vez, el mandatario ucraniano pidió hoy reunirse con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para "poner fin a la guerra".

"Creo que quien empezó la guerra podrá ponerle fin", dijo el líder ucraniano, que reiteró que no tenía "miedo" de reunirse con Putin, si eso permitía alcanzar un acuerdo de paz entre ambos países.

"Insistí desde el inicio en tener negociaciones con el presidente ruso", recordó. "No es que quiera (reunirme con él), sino que debo hacerlo para resolver este conflicto por la vía diplomática", agregó.

"Confiamos en nuestros socios, pero no hay confianza con Rusia", matizó. (Télam)