El presidente de Ucrania, Volidimir Zelenski, aseguró hoy que "más de 500.000" ciudadanos ucranianos fueron deportados "por la fuerza" a "regiones remotas" de Rusia en el marco de la invasión a su país.

"Más de 500.000 ucranianos ya han sido deportados a Rusia. Los obligaron a ir allí. Les quitan todo. Les quitan sus documentos, les quitan sus medios de comunicación. Los envían a las regiones periféricas de un tierra extranjera", aseguró el mandatario.

"¡Unas 500.000 personas deportadas! Es una gran cantidad. Es más que la población total de su hermoso país", añadió Zelenski al intervenir por videoconferencia ante el Parlamento de Islandia, país que cuenta con algo más de 360.000 habitantes.

Según el presidente, las deportaciones tienen por fin convertirlos en una "fuerza laboral silenciosa", informó la agencia de noticias Interfax-Ucrania.

El mandatario ucraniano agregó que la naturaleza y las condiciones climáticas en Ucrania crean oportunidades favorables para la agricultura, pero no las pueden aprovechar por las acciones rusas.

"Miren la guerra a gran escala que continúa en nuestro suelo. Miren lo que está haciendo el ejército ruso. Incluso en condiciones tan cómodas lograron crear un infierno", se quejó.

Agregó que Rusia lo hace para que Ucrania "nunca" tenga democracia ni independencia.

"Para que nuestra tierra, nuestra naturaleza, pueda ser utilizada en contra de nuestros intereses. Para que nuestros recursos trabajen para un Estado extranjero. Y para que nuestra gente sea solo una fuerza laboral silenciosa”, lamentó.

Desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania el 24 de febrero, Zelenski disertó ante los parlamentos de varios de los países que lo apoyan, entre ellos el de Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos, Israel y Corea del Sur. (Télam)