En una de las aristas colaterales de la guerra en Ucrania, el jefe de la administración cívico-militar de la provincia de Zaporiyia, Evgueni Balitski, informó hoy que firmó un decreto que establece una comisión electoral para que el referendo sobre la adhesión de la región a Rusia, en principio previsto para septiembre, sea "transparente y legítimo".

"En otoño (primavera en el hemisferio sur), por iniciativa de los ciudadanos de la provincia de Zaporiyia, se celebrará un referendo sobre la adhesión de nuestra región a la Federación de Rusia (...) Para que el procedimiento del referéndum sea transparente y legítimo, para defender los derechos electorales de los ciudadanos, he firmado un decreto para establecer una comisión electoral de la provincia de Zaporizhzhia", escribió Balitski en su canal de Telegram, citado por Sputnik.

Precisó que todos los organismos que se encargaron antes de la organización de los comicios en la provincia, ubicada en el este de Ucrania, "han dejado de existir a partir de la firma del decreto".

La comisión, según Balitski, será formada por "residentes más activos y preocupados de la región".

La semana pasada, el miembro del consejo principal de la administración cívico-militar de la provincia, Vladímir Rógov, comunicó a esta agencia que el referéndum sobre la incorporación de la región a Rusia se llevará a cabo el próximo mes de septiembre.

Por su parte, el servicio de prensa de la administración cívico-militar de la provincia de Jersón anunció también este sábado el establecimiento de una comisión electoral para celebrar un referendo de adhesión de la región a Rusia. La comisión, destacó, la integrarán siete miembros, con un mandato de tres años.

En el transcurso de la operación militar especial de Rusia en Ucrania, las tropas rusas lograron extender su control a la totalidad de la provincia de Jersón, así como a la costa del mar de Azov en la provincia de Zaporiyia.

En estos territorios se establecieron administraciones cívico-militares que comenzaron a difundir programas de radio y televisión rusos y a restablecer los vínculos comerciales con Crimea, que se reincorporó a Rusia en marzo de 2014, tras un referendo donde la postura prorrusa se impuso holgadamente.

Ayer el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, había acusado a Rusia de planificar la falsificación un referendo de independencia en las regiones del sur parcialmente ocupadas de Jersón y Zaporiyia.

En un mensaje de video, Zelensky instó a los residentes de las áreas bajo ocupación a no proporcionar ninguna información personal, como sus números de pasaporte, a las fuerzas rusas.

“Esto no es para ayudarlos... Esto tiene como objetivo falsificar el llamado referendo sobre su tierra, si llega una orden de Moscú para organizar tal espectáculo”, dijo el mandatario ucraniano. “Esta es la realidad. Ten cuidado”, añadió. (Télam)