Estados Unidos anunció hoy sanciones contra siete funcionarios centroamericanos, cinco de ellos salvadoreños y dos guatemaltecos, una decisión que el secretario de Estado, Antony Blinken, enmarcó en un gesto de apoyo a “las aspiraciones democráticas” de los pueblos de esos países.

"Hoy estamos añadiendo a siete responsables a la lista de actores corruptos y antidemocráticos de Estados Unidos, bajo la sección 353 de la Ley de Compromiso Mejorada entre Estados Unidos y el Triángulo del Norte, que en general hace que los responsables no sean elegibles para visados y admisión en Estados Unidos", explicó Blinken.

El secretario de Estado detalló en redes sociales que los funcionarios designados son los cinco magistrados de la Corte Constitucional de El Salvador, aprobados en mayo pasado por la holgada mayoría que el oficialismo tiene en la Asamblea Nacional, la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, y su secretario Ángel Pineda.

"En apoyo de las aspiraciones democráticas del pueblo salvadoreño y guatemalteco, estamos nombrando a cinco magistrados de la Corte Suprema de El Salvador, la fiscal general Porras de Guatemala y el secretario general Pineda a la lista de Actores Corruptos y No Democráticos de la sección 353", tuiteó el jefe de la diplomacia estadounidense.

En particular, la medida contra Porras responde a su decisión de destituir a Juan Francisco Sandoval como jefe de la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci), lo que generó masivas protestas populares y la condena de diplomáticos y organizaciones internacionales.

Porras "obstruyó las investigaciones de actos de corrupción al interferir con las investigaciones penales", remarcó Blinken. La medida implica la prohibición de ingreso al país, consignó la agencia Sputnik.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se quejó de las sanciones a los jueces de su país y llamó la atención sobre el hecho de que aunque se menciona al Triángulo Norte –Guatemala, El Salvador y Honduras-, no hay ningún hondureño castigado.

"Queda claro que la lista no tiene nada que ver con `corrupción`, sino que es pura política e injerencia de la más bajera. Es extraño que no viene mencionado nadie de la oposición. Tal vez por angelitos. De nuevo, no viene NADIE del Gobierno de Honduras. Que raro", tuiteó Bukele, con una marcada carga de ironía. (Télam)