(Enviado especial) El candidato presidencial colombiano Gustavo Petro, de izquierda y favorito en los sondeos para los comicios de hoy, mostró esta mañana antes de votar su esperanza de que la mayoría de los ciudadanos le dará su apoyo porque apoyarán "el cambio" y en contra de "la continuidad de la corrupción y el hambre",

Petro votó en el barrio La Asunción, de Bogotá, adonde llegó acompañado por un numeroso grupo de simpatizantes y frente a decenas de equipos de prensa nacionales e internacionales.

El exalcalde de Bogotá llegó acompañado por su esposa, Verónica Alcocer, y dos de sus hijas -Antonella y Sofía- a la Institución Educativa Marco Antonio Carreño Silva, en medio de un fuerte esquema de seguridad dispuesto por el Ejército y la Policía, además de los agentes privados contratados por su campaña.

Antes de emitir su voto, en breves declaraciones a la prensa dijo que confía en que la mayoría de los colombianos y colombianas iban a "votar en familia por el cambio".

En una mañana nublada y con algunos chaparrones aislados, Petro reiteró los lineamientos de su mensaje de campaña en cuanto a que en la presente decisión ciudadana "hay dos alternativas relativamente simples, o dejar las cosas como están en Colombia, lo cual es más corrupción, más violencia, más hambre, o cambiar a Colombia, y dirigirla hacia una perspectiva de paz, de prosperidad y de democracia para el pueblo".

“Con Francia (Márquez, su compañera de fórmula) estamos representando la voluntad del cambio y en esa medida opino que esa voluntad del cambio será mayoritaria", añadió.

El voto de Petro se demoró unos 20 minutos, y el candidato matizó la espera sentado a una mesa del puesto electoral.

Su campaña dijo que decidió aguardar a que llegara para acompañarlo su hija Andrea junto a su nieto.

Medios locales, sin embargo, dijeron que se había olvidado la cédula de identidad.

"Vamos a ver si nos podemos quedar por acá si hay lugar...¡Ah, acá hay un rinconcito!", comentó en un video difundido por su equipo de campaña.

Finalmente, hija y nieto llegaron y Petro emitió su voto.

Antonella, otra de sus hijas, conversó brevemente con medios locales para pedirle a la población que asista a votar -en Colombia el sufragio no es obligatorio- y se negó a recomendar el apoyo a su padre. "No me gustaría eso (decir por quién votar), pero sí me gusta que toda la gente vote", dijo.

Más temprano, Petro emitió un mensaje escrito de puño y letra que salió fotografiado en un tuit, en el que dijo que "es hora de la confianza, de la convivencia y de la voluntad de cambio".

"Hoy confío en mi pueblo. Es hora de la confianza, de la convivencia y de la voluntad de cambio", comienza el mensaje.

"Creo en Colombia, la sueño pacífica, hermosa, justa, llena de trabajo y conocimiento. Creo que es hora de hacer realidad los sueños", señala finalmente.

(Télam)