El tribunal de Haití a cargo de la investigación del asesinato del presidente Jovenel Moise, ocurrido hace casi un año, designó hoy un nuevo juez de instrucción después de que el último renunciara, informaron la prensa local e internacional.

Walther Wesser Voltaire se convirtió en el quinto juez de instrucción nombrado para ocuparse de la indagación del magnicidio ocurrido el 7 de julio del año pasado.

Sucede al magistrado Merlan Belabre, quien renunció tras haberse manifestado preocupado por su seguridad y la de su familia en un comunicado, según las agencias de noticias haitiana AlterPresse y española Europa Press.

Varios de los predecesores de Wesser Voltaire sostuvieron que las condiciones para llevar a cabo la investigación no eran las ideales, con estructuras judiciales debilitadas y presiones y amenazas de toda clase.

También se quejaron de la dificultad para conseguir la extradición de los principales sospechosos de haber planeado y ejecutado el crimen.

En febrero pasado, la televisora estadounidense CNN divulgó una grabación en la que Garry Orelien -quien dos semanas antes había renunciado a continuar como juez de instrucción del caso- involucraba al primer ministro, Ariel Henry, en el magnicidio.

“Ariel está conectado y es amigo del autor intelectual del asesinato, lo planearon con él; Ariel es el principal sospechoso del asesinato de Jovenel Moise y él lo sabe”, dijo Orelien en esa conversación.

Henry sigue en el cargo de primer ministro pese a que su mandato venció el 7 de febrero pasado, como reflejo de la profunda crisis que vive el país, además asediado por enfrentamientos entre organizaciones criminales, que provocaron cientos de muertes y miles de desplazamientos en lo que va del año, según diversas organizaciones. (Télam)