Venezuela repudió hoy las declaraciones de John Bolton, exembajador ante la ONU, funcionario en varios gobiernos republicanos y asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos durante la presidencia de Donald Trump, que se jactó de ayudar a planear golpes de Estado en una reciente entrevista en la que se refirió en particular a Venezuela.

Aprobado por unanimidad, el presidente del Parlamento venezolano, Jorge Rodríguez, llamó a hacer que todos sepan "que Venezuela es libre, independiente, soberana y que no rinde ni se rendirá jamás", mediante su publicación y máxima difusión, especialmente a los medios de comunicación internacionales.

Bolton, considerado un "halcón" militarista republicano, confeso favorable al intervencionismo de Estados Unidos, hace dos días dio en una entrevista a la CNN en la que también se refirió al ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021.

El exfuncionario de Trump ejerció como asesor de Seguridad Nacional desde 2017, hasta que en 2019 Trump lo despidió por desacuerdos sobre la política hacia Venezuela, uno de los temas de discrepancias con el mandatario, quien se quejó en privado de que fue mal asesorado sobre lo fácil que sería sustituir a Maduro.

Bolton impulsó la adopción de sanciones contra el gobierno de Maduro, luego de que este fuera reelegido en el cargo en 2018 en unas elecciones tachadas como fraudulentas por la comunidad internacional alineada con Estados Unidos.

Como consecuencia de ello, la Casa Blanca decidió reconocer al entonces presidente del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guiadó, cuando en enero de 2019, invocando artículos de la Constitución venezolana, fue investido como "presidente encargado" por la Asamblea Legislativa, que en esos momentos estaba en manos de la oposición.

Desde entonces, Guaidó hizo numerosos llamados a los militares venezolanos para que le retiraran el apoyo a Maduro y contribuyeran a una transición política en el país.

En esos esfuerzos, Guaidó recibió el apoyo público de Bolton.

El 30 de abril de 2019 hubo una operación mediante la cual el opositor venezolano Leopoldo López, fundador y líder del partido Voluntad Popular, escapó de la prisión domiciliaria a la que estaba sometido y estuvo en las calles de Caracas haciendo un llamado a los militares venezolanos para que abandonaran a Maduro definitivamente.

Esos llamados fracasaron, pero ese mismo día Bolton publicó un mensaje en Twitter dirigido al ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López; al entonces presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; y al director de Contrainteligencia Militar, Iván Hernández Dala.

"Acepten la amnistía ofrecida por Guaidó, protejan la Constitución y remuevan a Maduro, y les quitaremos de nuestra lista de sanciones. Quédense con Maduro y húndanse con el barco", les dijo.

La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela también repudió las confesiones de la exsubsecretaria de Estado de Estados Unidos para Venezuela y Cuba, Carrie Filipetti.

“Tuvimos excesiva confianza en que los jefes militares de Venezuela iban a hacer algo para sacar a Maduro”, dijo Filipetti en una entrevista con la BBC hace dos días. (Télam)