El estado venezolano de Táchira, fronterizo con Colombia, será sede el 28 y 29 de junio de una contracumbre de la OTAN, en protesta de la cita que realizará la alianza militar en esa misma fecha en Madrid y que tendrá como tema central la guerra en Ucrania, confirmó en las últimas horas el oficialismo de Venezuela.

El diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y miembro del comité de la campaña "No más OTAN", Julio Chávez, ratificó la actividad en la que "se realizarán jornadas de diferentes tipos: foros, reuniones, conversatorio, concentraciones y actos públicos".

Este encuentro se llevará a cabo como respuesta a la próxima cumbre de la OTAN que tendrá como temas centrales la adhesión de Suecia y Finlandia como socios y los pedidos para reforzar el flanco oriental de la alianza, ambas cuestiones como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania.

Chávez afirmó también que en la contracumbre "se recogerán propuestas que alimentarán el documento que las delegaciones de América Latina llevarán en agosto a una Cumbre Mundial contra el Fascismo que organiza la Federación Rusa".

El Kremlin celebrará en agosto un encuentro que denominó como "Congreso Internacional Antifascista", en el que espera unir a sus aliados en medio de la guerra en Ucrania y que se efectuará en el marco del foro técnico-militar Armiya 2022 que organiza el Ministerio de Defensa ruso.

El evento pretende "unir los esfuerzos de la comunidad internacional en la lucha contra la ideología del nazismo y neonazismo, sea cual sea su forma de manifestación en el mundo moderno", detalló el titular de la cartera, Serguei Shoigu, citado por el medio de comunicación RT.

Venezuela eligió que su actividad se concrete en San Cristóbal, capital de Táchira, estado fronterizo con Colombia, teniendo en cuenta que la nación vecina se convirtió el 23 de mayo pasado en aliado principal extra OTAN.

Esa designación "es una decisión tomada por el presidente de los Estados Unidos (Joe Biden) que proporciona un marco a largo plazo para nuestra cooperación en seguridad y defensa", sostuvo la Embajada norteamericana en Bogotá en su página web.

"Refuerza la sólida relación de defensa bilateral entre los Estados Unidos y Colombia al ayudar a apoyar la planificación, adquisición y capacitación de defensa alineados", añadió. (Télam)