Venezuela declaró hoy zona de seguridad tres municipios de la frontera con Colombia, en el estado Apure, en los que desde hace 15 días el Gobierno de Nicolás Maduro denuncia que se libran combates entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y grupos irregulares del país fronterizo, situación que produjo un agravamiento de las relaciones bilaterales.

"Nuestro comandante en jefe ha ordenado una zona de seguridad en los municipios Páez, el municipio Muñoz, Rómulo Gallegos y que el Comando Estratégico Operacional diseñe y ejecute planes especiales de seguridad pública que harán frente a las acciones desestabilizadoras que atentan contra la paz de la nación, la seguridad nacional y el resguardo de instalaciones de bienes públicos y privados", enfatizó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

En los últimos días, desde Colombia, venezolanos denunciaron que muchas de las personas que fallecieron en estos combates en la zona fronteriza no son guerrilleros, como sostiene el Gobierno de Maduro, sino civiles que intentan escapar de la violencia, según la agencia de noticias AFP.

En una transmisión del canal estatal Venezolana de Televisión, Padrino explicó hoy que las fuerzas de seguridad desplegadas en la zona, en conjunto con las autoridades locales y la población civil, se encargarán a partir de ahora de establecer rutas y horarios específicos del tránsito terrestre, aéreo y acuático.

Agregó que se regulará a las personas que transiten, trabajen o residan en los referidos municipios "a los fines de resguardar los derechos humanos" y que se prevé también establecer restricciones de horarios para el funcionamiento de lugares públicos y privados de recreación, así como incrementar los controles de seguridad "para garantizar los servicios públicos y la paz ciudadana".

Asimismo, indicó que se garantizarán los controles migratorios en municipios fronterizos con el uso de capta huellas, y se exigirá a los pobladores informar de cambio de domicilio, residencia y salida o entrada al país.

"Los cuerpos de seguridad del Estado podrán efectuar inspecciones en propiedades o inmuebles de conformidad a las leyes y reglamentos vigentes, así como desalojar ocupaciones ilegales de bienes públicos que afecten la seguridad y defensa de la nación", refirió Padrino, citado por medios locales y la agencia de noticias Sputnik.

Por otra parte, destacó que las unidades militares intervendrán para restablecer el libre tránsito en áreas urbanas y rurales en caso de que este sea interrumpido. (Télam)