Venezuela afirmó hoy que la empresa de fertilizantes Monómeros, que Colombia controló por tres años y fue devuelta a Caracas esta semana, ya está bajo "control total" del país y reclamó a Bogotá ayuda para investigar a "los responsables" de la situación de la firma, entre quienes mencionó al expresidente colombiano Iván Duque y a los dirigentes opositores Leopoldo López y Juan Guaidó.

"Hemos solicitado ahora, en el marco de los acuerdos de cooperación en materia de justicia penal, el inicio de una investigación en Colombia contra los responsables, porque parte de estos ciudadanos están todavía en territorio colombiano y nosotros aspiramos más temprano que tarde a que sean capturados, detenidos y puestos a la orden de la justicia venezolana", afirmó el ministro de Petróleo, Tarek El Aissami.

En declaraciones al canal estatal Venezolana de Televisión, recogidas por la agencia Sputnik y el diario El Universal, El Aissami reveló que al retomar el control de Petroquímica Monómeros -que tiene sede en Barranquilla-, el Estado venezolano encontró contratos que buscaban decretar la insolvencia económica y el posterior robo de la empresa.

"Estamos recién apenas destapando de lo que va ser uno de los archivos también más espantosos en materia de corrupción", alertó el funcionario, que dijo que hay orden de detención internacional sobre 23 personas vinculadas al robo de esta empresa, tras formar parte de la junta directiva designada en 2019 por el opositor Juan Guaidó.

El Aissami repasó que en el Ministerio Público venezolano existen "cuatro denuncias y cuatro causas abiertas desde 2019, 2020 y 2021" y señaló que los buscados son "parte de esta acción criminal de esta terrible tragedia que no solo compromete a un bien, a una empresa venezolana, sino que compromete a todos los sectores y cadenas" a las que la firma alimentaba.-

Denunció que el Gobierno de Nicolás Maduro recibió a Monómeros "destruida" e insistió en que "los principales responsables" son el expresidente Duque (2018-2022) y los opositores Guaidó y Leopoldo López.

"Todo esto fue auspiciado por el Gobierno fallido de Iván Duque en componenda con Juan Guaidó y Leopoldo López; ellos tres son los responsables directos de lo que hoy es Monómeros. Aquí está la mano de estos extremistas criminales, corruptos y ladrones", comentó.

En 2019, en medio de una crisis política bilateral, Duque entregó la tutela de Monómeros a Guaidó, considerado presidente encargado por varios países.

Tras el recambio presidencial en Colombia, y la asunción de Gustavo Petro, se en el restablecimiento de las relaciones y Bogotá devolvió a Caracas el control de Monómeros.

"Monómeros era una de las empresas más poderosas de Colombia; hoy es un cementerio de ruinas, devastada totalmente, con una capacidad de producción de 0%", lamentó El Aissami.

La petroquímica comenzó siendo binacional, pero Venezuela se hizo de su control en 2006.

En 2021 el sindicato de Monómeros denunció un contrato, anulado después del escándalo, para traspasar 60% de las utilidades a una empresa privada panameña, así como pagos por "asesorías" que tildó de "innecesarias".

Antes de caer en desgracia, la compañía suministraba el 37% de los fertilizantes usados en Colombia, que ahora registra una elevada inflación (10,8% interanual) impulsada en parte por el aumento en los precios de los insumos agrícolas derivado de la guerra en Ucrania. (Télam)