Las peticiones de asilo en la Unión Europea (UE) se redujeron en 2020 debido principalmente a la pandemia, y entre los datos divulgados hoy destaca la disminución de solicitudes presentadas por colombianos y venezolanos, quienes además, fueron los menos beneficiados en el reconocimiento de estar amparados por este derecho.

Según la Agencia Europea de Apoyo al Asilo (EASO), las demandas presentadas por venezolanos cayeron 32% en 2020 con relación al 2019, al tiempo que los pedidos de ciudadanos colombianos retrocedieron 9% sobre el año anterior.

La agencia identificó una dramática reducción general en el número de pedidos de asilo presentados, de 31% con relación 2019, y atribuyó ese desplome a las medidas adoptadas para contener la pandemia de coronavirus, especialmente las restricciones a los viajes.

La EASO identificó que en 2020 los cuatro países con mayor número de pedidos fueron los mismos que en 2019: Siria, Afganistán, Venezuela y Colombia, en ese orden decreciente.

En total, "sirios, afganos y venezolanos representaron poco menos que un tercio de todos los pedidos de asilo" en el año, señaló la entidad en un comunicado reproducido por la agencia de noticias AFP

En general, aunque el volumen de demandas cayó un tercio en 2020, la llamada "razón de reconocimiento" (la proporción de aceptación en el número total de decisiones de asilo) se mantuvo estable con relación a 2019, en 32%.

Así, los pedidos sirios se situaron al tope en materia de aceptación del asilo, con 84% de respuestas positivas, al tiempo que las demandas venezolanas recibieron apenas 3% de luz verde, y las presentadas por colombianos no pasaron de 2%.

El informe de EASO destacó que los venezolanos presentaron en 2020 menos pedidos que en el año previo pero que aún así, con excepción de 2019, el volumen de demandas "fue más elevado que en cualquier otro año".

En todo 2020, los venezolanos presentaron 30.643 pedidos de asilo, aunque casi un tercio de ellos en los dos primeros meses del año, antes que la pandemia de coronavirus alcance un impacto global.

"Sin embargo, el nivel de reconocimiento para venezolanos en 2020 fue muy bajo, y solamente el 3% de los demandantes recibió alguna forma de protección regulada en la UE, una caída de 5% sobre el año anterior, apuntó el informe.

La EASO, no obstante, recordó que este conteo no incluye los "permisos de residencia regulados nacionalmente por razones humanitarias, que son garantizados automáticamente a venezolanos en algunos países de la UE".

Con relación a Colombia, EASO indicó que fue el cuarto país de origen en materia de número de ciudadanos con pedidos de asilo, con 29.438 demandas (en 2019 habían sido 32.310).

Como en el caso de los venezolanos, la entidad señaló que los "colombianos tuvieron un muy bajo nivel de reconocimiento, con 2%, para una caída de 5 puntos porcentuales con relación al año anterior".

Además, destacó que, "al contrario de los venezolanos", los colombianos no se benefician automáticamente de protección humanitaria en los países de la UE. (Télam)