El movimiento antivacunas de los Países Bajos encontró en la insólita venta de un kit para autocontagiarse la Covid-19 una herramienta más de su lucha y hasta una manera de sumar un ingreso, informó hoy la prensa internacional.

Con una demanda alta, un sitio vende un paquete que contiene una dosis de líquido infectado con Covid-19 para quienes desean autocontagiarse con el virus y un test de antígenos para verificar que el comprador logró contraer la enfermedad.

Para el caso de que el intento falle, el comparador puede pedir una nueva entrega, esta vez a un precio menor.

Plaza fuerte del combate a las vacunas, Países Bajos vive una serie de protestas por las exigencias y restricciones impuestas por el Gobierno y este curioso kit tiene que ver con esa batalla: quienes tienen Covid y lo reportan, logran acceder al código QR que les permite entrar a lugares públicos sin necesidad de haberse vacunado.

Aunque el sitio ya no funciona, se hicieron muchas entregas del kit, según el sitio web de la televisora rusa RT, a un valor de 33 euros, con entrega a domicilio.

En las indicaciones del producto "Sí, quiero el coronavirus", se aconsejaba a los compradores quedarse en sus casas si tenían malestares y cumplir con las recomendaciones gubernamentales.

Click to enlarge
A fallback.

El país atraviesa una fuerte suba de casos e internaciones, en medio de fuerte protestas contra las restricciones y con enormes sectores que se niegan a recibir la vacuna, lo que complica las relaciones con el resto de las naciones del continente.

Bares, restaurantes y negocios considerados esenciales cierran a las 20 y el resto de comercios a las 18, y se exhorta a los ciudadanos al teletrabajo y a no recibir a más de cuatro personas en casa.

El Gobierno también presentó ayer al Parlamento un proyecto de ley para implantar el pasaporte sanitario de personas vacunadas y recuperadas de la enfermedad en bares, restaurantes y otros lugares públicos. El proyecto será debatido la semana próxima.

(Télam)