El exministro del Interior de Uruguay y veterano dirigente del oficialista Partido Nacional, Jorge Larrañaga, fue velado hoy en Montevideo en la sede del Poder Legislativo, un día antes de su entierro en su ciudad natal de Paysandú.

El presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, la familia de Larrañaga, dirigentes políticos y allegados despidieron al ministro, fallecido ayer de manera repentina a los 64 años, en el Salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo.

La causa de muerte de "El Guapo", como le decían desde niño, aún no se anunció formalmente. En la prensa local solo se informó que se trató de un paro cardiorrespiratorio.

Tras conocerse la muerte de Larrañaga, la Presidencia decretó honras fúnebres.

Desde las 8 de la mañana autoridades nacionales y legisladores llegaron a la sede del Parlamento bicameral uruguayo, donde funcionan la Cámara de Representantes y la de Senadores.

Lacalle Pou, con voz quebrada y al borde del llanto, declaró: "Jorge fue un servidor, como lo dice la policía, 24 por 7”.

“Se cayó, se levantó varias veces, siempre con más fuerza. Cuando me tocó disputar momentos internos del partido, siempre fue un rival cabal”, dijo el mandatario, citado por el diario La República.

“Lo vamos a extrañar. Se lo dije a sus hijos, en los momentos que descansaba el tema eran sus hijos. Disfrutaba de ser padre. Disculpen no poder continuar hablando hoy es un día muy difícil de sobrellevar”, agregó.

Apenas comenzado el velatorio se hizo presente el ministro de Defensa, Javier García, quien ocupará temporalmente el cargo de Larrañaga hasta que se designe a su sucesor.

El cortejo fúnebre pasará por la Casa del Partido Nacional "para recibir el reconocimiento y último adiós de sus compañeros antes de emprender su traslado hacia su ciudad natal Paysandú, dónde descansará", dijo la Presidencia en un comunicado.

El sepelio será mañana en Paysandú a las 10.

Larrañaga fue intendente de Paysandú entre 1990 y 1999, y en 2004 saltó a la escena nacional e internacional como candidato a la Presidencia.

Entre 2000 y 2020 fue senador nacional, lo que le permitió mantener su liderazgo no solo dentro del partido, sino su protagonismo a nivel nacional.

El año pasado, cuando Lacalle Pou asumió la Presidencia, él, su más duro rival en las primarias blancas, fue el primer ministro de su gabinete en asumir el cargo.

Como ministro mantuvo una postura de respaldo a la Policía, la lucha fuerte contra el narcotráfico -contra el que organizó varios operativos-, el cambio en las cárceles y la recuperación de los espacios públicos.

A poco de conocerse la noticia, dirigentes de todo el arco político comunicaron sus condolencias en las redes sociales. (Télam)