El expresidente de Colombia Álvaro Uribe (2002-2010) informó hoy que no asistirá a la asunción del mandatario electo Gustavo Petro el próximo domingo en Bogotá, tras confesar que desde hace dos años sufre "complejo de preso" por una imputación sobre presuntos sobornos y fraude procesal.

Según informó el propio político de ultraderecha en Twitter, se comunicó telefónicamente con Petro para avisarle de su ausencia y le agradeció la invitación al acto, si bien reconoció que la desestimó debido a que desde hace dos años sufre "complejo de preso".

"No asistiré por el pudor derivado de mi situación jurídica que anhelo superar", precisó Uribe, quien agregó que algunos compañeros de su partido, Centro Democrático, sí concurrirán al evento que pondrá fin a cuatro años de la presidencia de Iván Duque y la llegada de la izquierda colombiana al poder.

"Reiteré a Petro el propósito de mantener un diálogo constructivo con franqueza en los argumentos y respeto a la persona del jefe del Estado", concluyó Uribe.

El exmandatario está inmerso en un caso por su supuesta relación con sobornos a testigos y fraude procesal, si bien la Fiscalía solicitó esta misma semana archivar la causa, consignó la agencia de noticias Europa Press.

Duque dejará el poder luego de sumir a Colombia en una de sus peores crisis sociopolítica y económica de su historia y con una mínima aprobación ciudadana, menor al 20%, según las últimas encuestas.

El domingo pasado, el expresidente conservador Andrés Pastrana (1998-2002) se excusó de acudir a la asunción de Petro alegando "diferencias éticas y políticas". (Télam)