La Organización de Estados Americanos (OEA) atendió el llamado del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, y enviará una delegación a verificar la situación, luego de que la aprobación del presupuesto 2021 devino en protestas y disturbios el sábado pasado antes de ser anulado, informó hoy la Cancillería del país centroamericano.

"La misión tendrá el propósito de recibir información de las instituciones del Estado y demás instancias del país", detalló en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores, citado por la agencia de noticias AFP.

Además, la misión conocerá sobre la instalación de la mesa de diálogo que convocó el mandatario "para el abordaje de temas de transparencia, rendición de cuentas y análisis del presupuesto", cuya aprobación la semana pasada fue el detonante de manifestaciones el fin de semana.

Según la nota, el envío de la misión es una decisión del secretario general de la OEA, Luis Almagro, luego de que Giammattei invocara la Carta Democrática Interamericana, un instrumento del organismo regional con capacidad para sancionar o tomar las medidas adecuadas para garantizar el respeto del orden constitucional de los países.

La misión, que podría llegar al país mañana , estará encabezada por Fulvio Pompeo, exfuncionario de la Cancillería argentina durante el Gobierno anterior.

El Congreso anuló y archivó el miércoles pasado el polémico presupuesto para 2021, el más alto en la historia, ante el rechazo popular que pide la renuncia del gobernante y los diputados.

Fue luego de la manifestación del sábado 21 de noviembre donde miles de personas mostraron su rechazo al presupuesto 2021, aprobado por el Congreso, y a las acciones del Gobierno.

Durante la manifestación del 21 de noviembre un grupo de encapuchados ingresó al Palacio Legislativo para prenderlo en llamas.

El presupuesto anulado fue criticado por no priorizar la lucha contra la pobreza, en un país con más de la mitad de sus 17 millones de habitantes en esa condición.

Tras la anulación del presupuesto, de 12.800 millones de dólares, quedará vigente el de este año, de 10.390 millones de dólares, pero el Ejecutivo deberá modificarlo y enviarlo al Parlamento para su aprobación. (Télam)