La médica Ludhmila Hajjar anunció hoy que rechazó asumir el Ministerio de Salud de Brasil por tener una visión científica diferente al presidente Jair Bolsonaro, con quien estuvo reunida, y denunció amenazas de muerte por parte de extremistas para que no se hiciera cargo de la cartera sanitaria.

"Debo confesar que me asusté, no tengo miedo; intentaron entrar dos veces a mi cuarto de hotel, publicaron el teléfono de celular en grupos de Whatsapp, recibí toda la noche amenazas de muertes; n tengo miedo pero realmente me asusté", afirmó Hajjar luego de mantener la segunda reuión con Bolsonaro en la casa de gobierno.

La cardióloga Hajjar dijo que Bolsonaro estaba preocupado con la economía y que quería "soluciones en la salud" buscando un sucesor al ministro de Salud, general Eduardo Pazuello.

La médica era una candidata del presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, pero rechazó el cargo por diferencias con el gobierno, sobre todo porque ella apoya las cuarentenas y rechaza la existencia de un tratamiento con cloroquina como impulsa el mandatario.

El gobierno se encontraba esta tarde negociando un nombre para el Minsiterio de Salud pero la dificultad es encontrar un profesional que tenga una visión similar a la del mandatario, quien rechaza las cuarentenas.

"Estoy a disposición de mi país y no quiero politizar la salvación de vidas", afirmó la doctora, conocida por criticar al gobierno por la gestión sanitaria.

Ella se reunió el domingo con Bolsonaro, se quedó a dormir en un hotel de Brasilia y hoy volvió a tener un encuentro con el mandatario, en el cual rechazó la oferta de ocupar la cartera sanitaria.

Extremistas bolsonaristas marcharon el domingo contra las cuarentenas y la vacunación contra el coronavirus, en medio de la segunda ola de la pandemia con un promedio superior de 1.800 muertos por día. (Télam)