Una escuela privada de Miami prohibió a los docentes y al resto del personal aplicarse la vacuna contra la Covid-19 con el argumento, falso, de que el contacto con personas vacunadas es nocivo para los niños, lo que fue cuestionado desde ámbitos científicos y señalado como producto de la desinformación, informó hoy la prensa internacional.

Leila Centner, cofundadora de la escuela Centner Academy de Miami, escribió en una carta a su personal que los maestros vacunados no podrán acercarse a los niños y a los no vacunados les pidió que no se apliquen ninguna dosis hasta el final del ciclo lectivo.

Para los críticos, la medida de la Centner Academy es un ejemplo evidente de los peligros de la desinformación, en momentos en que Estados Unidos, el país del mundo con más contagios, se esmera por vacunar a su población.

"Han surgido informes de personas no vacunadas que resultaron afectadas negativamente por interactuar con personas que fueron vacunadas", escribió Centner en la carta, en la que se hizo eco de información falsa que circula en las redes sociales.

En un comunicado enviado a la agencia AFP, Centner explicó que "parece que los que recibieron inyecciones pueden estar transmitiendo algo desde sus cuerpos a aquellos con quienes están en contacto".

Las afirmaciones, sin embargo, fueron refutadas por científicos y numerosos verificadores de hechos.

"No hay evidencia que sugiera que la vacuna haga que una persona expulse el virus SARS-CoV-2", explicó Jamie Scott, profesora emérita y excatedrática de investigación en inmunidad molecular de la Universidad Simon Fraser de Canadá.

En declaraciones al equipo de Fast Check de AFP, la especialista dijo que "eso es imposible, puesto que todas las vacunas hacen que las células produzcan solo la proteína espicular y ningún otro componente del virus".

También Dasantila Golemi-Kotra, profesora asociada de microbiología en la Universidad de York, dijo que "no se expulsa ninguna proteína” cuando uno se inmuniza, y lamentó la “idea distorsionada" de que ocurre lo contrario.

La Administración federal de alimentos y medicamentos de Estados Unidos, autoridades equivalentes de todo el mundo y la Organización Mundial de la Salud han aprobado el uso de emergencia de varias vacunas luego de que éstas se demostraran seguras y efectivas.

Y el proceso de vacunación en Florida avanza rápidamente, con 6 millones de personas inmunizadas de una población de 23 millones.

En la misma línea de información falsa, la cofundadora de la Academia Centner también advirtió que "miles" de mujeres reportaron que sus ciclos menstruales se vieron afectados por la vacuna y que ésta provocó un aumento de "366%" de los abortos espontáneos, un punto del que tampoco hay evidencia.

Para esta aseveración, se apoya en un artículo publicado en un portal llamado The Daily Expose, un sitio considerado "conspirativo y de pseudociencia" puesto que publica "información sin verificar no siempre apoyada en evidencia", según la web mediabiasfactcheck.com, que monitoriza la seriedad y la fiabilidad de los medios.

El instituto privado, que enseña primaria y educación media, ya tenía una política curiosa sobre las vacunas antes de la pandemia, porque informa que no requiere que sus alumnos estén vacunados ya que muchos padres sienten que esto "daña la salud de sus hijos". (Télam)