La legisladora Guadalupe Llori, del partido indigenista Pachakutik, fue elegida hoy como titular de la Asamblea Legislativa (Parlamento) de Ecuador, en el cuarto intento del cuerpo y en el segundo día de sesión para definir la nueva dirección del Poder Legislativo, una pulseada que se cobró una importante víctima: la unidad de la coalición oficialista.

“Soy mujer amazónica. Soy de una de las provincias más abandonadas del país, cobijada por Pachakutuik. Pusimos el cuerpo ante el poder y batallamos por mejores días”, expresó Llori apenas después de jurar, en su primer discurso ante sus pares.

La flamante titular encabezará una Asamblea con un alto grado de fragmentación: la correísta Unión por la Esperanza (UNES) tiene 49 escaños; Pachakutik 26 (originalmente 27, pero un asambleísta abandonó sus filas hace dos días); Izquierda Democrática (ID) y el Partido Social Cristiano (PSC) 18 cada uno, y CREO, la fuerza del futuro presidente Guillermo Lasso, 12.

A ellos se agregan 14 plazas independientes.

“Avanzaremos sin negociar la memoria de los perseguidos y los asesinados. Por las mujeres, por los médicos, por las desempleadas, por los que perdieron todo, hasta la vida, acá estamos”, remarcó Llori, que prometió “respaldar con trabajo y lealtad” la confianza de la Asamblea.

Ayer habían fracasado tres intentos de elección de las nuevas autoridades, y el dato saliente fue la ruptura del acuerdo CREO-PSC, la alianza con la que Guillermo Lasso ganó el balotaje presidencial el mes pasado, lo que le permitirá asumir la jefatura del Palacio de Carondelet el próximo lunes 24.

Llori fue elegida hoy con un número ajustado: 71 votos (necesitaba 70), contra 15 en contra y 51 abstenciones.

El respaldo a la dirigente de PK fue de su propia bancada, CREO, ID y los independientes, en tanto el PSC votó en contra y el correísmo se abstuvo.

La sesión de hoy fue, en realidad, una continuación de la de ayer y comenzó un rato después de la hora fijada, las 15 (17 de Argentina), encabezada como ayer por Pierina Correa, de Unes y hermana del expresidente Rafael Correa, con 134 de los 137 nuevos legisladores presentes.

Una nueva propuesta de los socialcristianos para nominar a Henry Kronfle generó un debate sobre la legalidad de una nueva votación porque ese mismo legislador había sido candidateado ayer y no logró los votos necesarios.

La insistencia del PSC con ese nombre hizo especular con que había recompuesto su acuerdo con el próximo oficialismo de CREO, pero enseguida quedó claro que eso no había pasado.

Las diferencias sobre si podía o no volver a votarse su nombre obligó a un receso y al regreso se ratificó que ya no podía ponerse a consideración al postulante socialcristiano.

Ayer, tres intentos de nominar a otros tres aspirantes -Kronfle; Salvador Quishpe, de Pachakutik; y Rina Campain, de Creo- no lograron los votos necesarios y, ante esta situación de parálisis, se pasó a un receso hasta hoy. (Télam)