Una misión de parlamentarios franceses llegará mañana a Taiwán en plena escalada de la tensión entre China y la isla, y en el primer viaje oficial allí de representantes europeos desde la reciente visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, que generó una crisis entre Washington y Beijing.

Separado de facto de China desde 1949, Taiwán dispone de un gobierno democrático, pero es considerado por el gigante asiático como un territorio propio y no es reconocido independiente por otros países como Estados Unidos, su principal vendedor de armas.

Encabezados por el senador y vicepresidente de la Comisión de Asuntos Europeos del Senado, Cyril Pellevat, la delegación francesa llegará mañana Taiwán para una visita de seis días.

Se trata del primer viaje oficial de representantes europeos a Taiwán desde la crisis desatada por la visita hace un mes de Pelosi, segunda en la línea de sucesión presidencial en Estados Unidos, que desató el enojo y el inicio de una serie de ejercicios militares por parte de Beijing.

En este contexto, las autoridades de Taiwán dijeron hoy que un dron de reconocimiento militar de China entró en su zona de defensa aérea ayer, la última incursión aérea en medio de fuertes tensiones entre ambos territorios.

El dron, identificado por el ministerio de Defensa de Taiwán como un BZK-007, se adentró por la esquina sudoeste de la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) de la isla junto a ocho aviones de guerra, según la agencia de noticias AFP.

La ADIZ de Taiwán es más amplia que su espacio aéreo y se solapa en algunas partes con la de China continental.

El gigante asiático incrementó sus incursiones aéreas sobre la  ADIZ de Taiwán en los últimos dos años, pero el uso de drones es raro y no se detectaba uno desde octubre de 2020.

El suceso ocurrió días después de que soldados taiwaneses abatieran por primera vez un dron civil detectado en un islote muy cercano al territorio de China continental..

La Cancillería francesa precisó en un comunicado hoy que está previsto que la delegación se reúna con el vicepresidente de Taiwán, Lai Ching Te, el presidente del Parlamento, You Si Kun, y altos funcionarios del gobierno.

Esta es la cuarta visita de Pellevant al país desde 2016 y el Ministerio de Asuntos Exteriores del país anfitrión le ha descrito como "amigo de Taiwán" a la par que ha puesto en valor su apoyo a la inclusión del país en la Asamblea Mundial de la Salud, organismo para la toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud (ONU). (Télam)