La municipalidad de Villarrica, en el departamento paraguayo de Guairá, se declaró en quiebra por una deuda equivalente a 1,6 millones de dólares, aparentemente por una presunta malversación de las anteriores autoridades, informó hoy la prensa local.

El intendente Magín Benítez anunció que la comuna está "técnicamente en quiebra", como consecuencia de la deuda, de la que responsabilizó a sus antecesores Gustavo Navarro y Alejandro Aguilera, contra quienes presentó una denuncia.

"Estamos técnicamente en quiebra con una deuda que asciende más de 11.000 millones de guaraníes, según el corte administrativo, pero cada vez que nosotros nos interiorizamos en la administración de nuestro municipio esa deuda asciende", manifestó Benítez, según el sitio del diario Última Hora.

Advirtió además que la administración está totalmente "huérfana de documentos" y que también existe un faltante de más de 2.000 millones de guaraníes (293.000 dólares) en el estado financiero.

“Además, encontramos otras irregularidades y una deuda con el funcionariado; hay más de cinco o cuatro meses de salario que no están percibiendo", explicó.

Entre las situaciones curiosas, el intendente reveló que Villarrica tiene deudas por la construcción de una terminal de ómnibus, que la comuna no tiene.

Click to enlarge
A fallback.

“El saqueo revela que el mecanismo que estuvo vigente, no solo en la Gobernación del Departamento Central, Asunción, sino también en otras ciudades como Villarrica, mientras la gente moría en los pasillos. Estos colorados de la claque robaban de manera alevosa y esto no puede quedar impune”, remarcó la diputada Kattya González, quien acompañó la denuncia de Benítez. (Télam)