Una de las organizadoras de las manifestaciones contra las duras restricciones al aborto en Polonia fue acusada de poner en peligro la vida de terceras personas y podría ser condenada a ocho años de cárcel, informó hoy la fiscalía.

Marta Lempart, una de las responsables del colectivo "La huelga de las mujeres", está acusada de provocar un "peligro epidemiológico" por convocar las protestas durante el periodo de la pandemia de la Covid-19, precisó la vocera de la fiscalía regional de Varsovia, Aleksandra Skrzyniarz.

Lempart que se declaró no culpable y rechazó rendir testimonio, quedó en libertad.

La activista también está acusada de haber insultado a un funcionario de policía y de haberlo escupido, además de "haber elogiado" los ataques a las iglesias en una entrevista radiofónica.

"La sospechosa podría ser condenada a hasta ocho años de cárcel", declaró la portavoz.

El Movimiento Huelga de Mujeres encabeza la ola de protestas que desde hace tres meses sacuden a Polonia en contra de la promulgación de una sentencia judicial que prohíbe la interrupción legal del embarazo (ILE) en casi cualquier circunstancia.

Los manifestantes exigen rever el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que dictaminó que el aborto por malformaciones fetales graves, como enfermedad o discapacidad, es contrario a la Constitución.

La sentencia se asemeja a una prohibición total de la ILE, ya que el 98% de los 1.100 abortos legales practicados en 2019 en Polonia fueron por malformación fetal, según el Ministerio de Salud polaco.

El TC declaró "inconstitucional" al aborto por malformación fetal en octubre pasado, pero la entrada en vigor de la medida había sido suspendida entonces por las multitudinarias protestas que provocó el fallo.

Polonia, una nación mayoritariamente católica, pasó de ser en 1932 el primer país en legalizar el aborto por violación en Europa a tener una de las legislaciones de ILE más restrictivas del continente y es una de las dos naciones en las que el aborto no es legal. La otra es Malta. (Télam)