Un tribunal de Uruguay dejó hoy en libertad al coronel retirado Eduardo Ferro, luego de que su defensa apelara la prisión preventiva que afrontaba en relación con la causa por la desaparición del militante comunista Oscar Tassino durante la última dictadura militar en ese país.

El Tribunal de Apelaciones integrado por los jueces Daniel Balcaldi, Daniel Tapié y Ricardo Míguez "entendió que no le corresponde la prisión preventiva, ya que aún no fue procesado por la Justicia, y por ese motivo fue liberado", informó el fiscal penal de Montevideo especializado en crímenes de lesa humanidad, Ricardo Perciballe.

"A Ferro se le solicitó que fije domicilio y se le retiró el pasaporte mientras continúa la investigación", añadió Perciballe, según el diario montevideano El País.

Ferro llegó a Uruguay el 27 de marzo pasado procedente de España, custodiado por efectivos de Interpol.

Entonces, la jueza de turno Silvia Urioste dictó la prisión preventiva "hasta que se diluciden las nuevas excepciones de inconstitucionalidad que se plantearon", para lo cual la magistrada se fijó un plazo de hasta 15 días, explicó entonces Perciballe.

La defensa de Ferro planteó una "excepción legal de constitucionalidad" -que según el fiscal ya había sido rechazada en dos ocasiones por la Suprema Corte de Justicia- y la prescripción penal de la causa, que le jueza denegó.

El exmilitar, a quien se señala como uno de los involucrados en el Plan Cóndor, se había entregado el 27 de enero último ante las autoridades en el municipio de Peñíscola, en Valencia.

Era buscado por la justicia uruguaya por el secuestro y la desaparición de Tassino en 1977.

Si bien el juicio había comenzado en 1985, Ferro fue comprendido dentro de la Ley de Caducidad, por lo que el caso se dejó de investigar hasta 2011, cuando se reabrió. (Télam)