El Senado de Uruguay atravesó hoy una áspera situación cuando, en medio de palabras recordatorias a dos dirigentes políticos fallecidos, un legislador de Cabildo Abierto, la fuerza derechista que integra la coalición de gobierno, homenajeó a un médico militar procesado por violaciones de derechos humanos cometidas durante la última dictadura.

La cámara alta destacó las trayectorias del exintendente de Durazno Luis Apolo y del dirigente del Partido Nacional (PN) Nelson Cuadrado, fallecidos ambos por Covid-19.

Pero después llegó el momento incómodo, cuando el senador Raúl Lozano pidió la palabra para homenajear “la vida y la obra” del médico Nelson Fornos, procesado por torturas en el Grupo de Artillería 2 de Flores y fallecido el jueves pasado.

Para Lozano, Fornos vivió “en un contexto de Guerra Fría y de los movimientos sociales que existieron en el país”, reseñó el sitio del diario La República.

En 1986, la Federación Médica del Interior (Femi) denunció a Fornos ante la Justicia por torturas cometidas en el Grupo de Artillería N° 2 durante la dictadura, pero la causa fue archivada en el marco de la Ley de Caducidad.

Años más tarde, en 2011, se reabrió la causa y en diciembre de 2020 Fornos fue procesado y detenido. La Femi, además, lo expulsó.

“Hace 34 años denunciamos a Fornos y a otros tristemente famosos médicos de nuestro gremio y los expulsamos de la Federación Médica del Interior por hechos que hoy la justicia convalida; un homenaje a tantos médicos que lamentablemente hoy no nos acompañan físicamente pero que lucharon por la verdad y justicia", expresó Uruguay Russi, histórico dirigente de Femi el año pasado cuando se supo de la detención.

Lozano es integrante de Cabildo Abierto, la fuerza que encabeza el exmilitar Guido Manini Ríos y que se sumó a la coalición de blancos y colorados antes del balotaje de noviembre de 2019. Ocupa dos ministerios y tiene tres senadores y 11 diputados. (Télam)