Un político de un partido conservador de Alemania renunció hoy tras haber insultado y amenazado a un periodista que publicó informaciones sobre su vida privada.

"En una entrevista con un periodista de Bunte para un artículo que claramente era ilícito, pude haber utilizado palabras que en retrospectiva considero que no fueron apropiadas", manifestó Stephan Mayer, secretario general del partido bávaro CSU, informó la agencia de noticias AFP.

"Lo lamento profundamente", afirmó, sin más detalles, el político aliado de la formación Unión Cristiano-Demócrata (CDU), a la que pertenece la excanciller Angela Merkel.

El diputado de 48 años, que había sido nombrado jefe del CSU hace 10 semanas, justificó oficialmente su dimisión "por motivos de salud".

El político se molestó por un artículo de la revista del corazón Bunte sobre su vida privada, en el que se mencionaba que tenía un hijo ilegítimo.

"Lo voy a destruir. Lo voy a encontrar y lo voy a perseguir hasta el final de sus días. Exijo 200.000 dólares por daños y perjuicios, me los debe entregar inmediatamente", dijo el político a un periodista por teléfono, según el diario alemán Bild.

El editor de la revista Bunte, el grupo mediático Burda, expresó por medio de su ejecutivo Philipp Welte a Bild que "las amenazas de aniquilación contra un periodista por parte de un representante" del Parlamento son "una violación sin precedentes de las reglas del juego democrático y de la cultura política".

"Esto es algo que no podemos tolerar", agregó. (Télam)