Un palestino mató hoy a tres israelíes e hirió a otros tres en un ataque con un cuchillo y con un auto cerca de una de las mayores colonias judías en la parte de Cisjordania bajo ocupación militar de Israel, informaron autoridades.

El Ejército israelí dijo que el hombre apuñaló a un guardia de seguridad cerca de la entrada de la colonia de Ariel y luego acuchilló a otras tres personas en una estación de servicio cercana antes de huir en un auto aparentemente robado.

Poco después, estrelló el auto contra otros dos vehículos en la ruta 5, antes de salir y apuñalar a otra persona.

Luego robó un segundo auto y lo chocó contra más vehículos, antes de salir y ser muerto a tiros por soldados y civiles armados.

Dos de los tres hombres apuñalados en la estación de servicio -todos de unos 40 años- murieron de sus heridas, mientras que el tercero sufrió lesiones graves.

Un tercer israelí, de unos 50 años, murió horas después de ser embestido con el auto en la ruta 5. Dos israelíes más fueron heridos en el atropellamiento.

El atacante fue identificado por el Ministerio de Salud de la Autoridad Palestina como Muhammed Souf, de 18 años, y oriundo de la cercana ciudad de Hares.

Funcionarios locales dijeron que Souf había trabajado en la zona industrial de Ariel y tenía un permiso válido.

El joven no tenía ningún delito de seguridad previo, agregó una fuente de Defensa al medio The Times of Israel.

Según informes de los medios palestinos, las tropas israelíes entraron en Hares tras el ataque.

El Ejército dijo que las tropas fueron enviadas al lugar y estaban buscando en el área a un sospechoso que supuestamente ayudó a Souf.

El ataque se produjo en medio de una ofensiva israelí centrada principalmente en el norte de Cisjordania para hacer frente a una serie de ataques palestinos que han dejado 26 muertos en Israel y Cisjordania desde principios de año.

En los últimos meses, la violencia en Cisjordania, un territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, se intensificó en gran medida debido al aumento de operaciones del Ejército israelí en la región, que generaron más de 2.000 arrestos en redadas casi nocturnas y dejaron 130 palestinos heridos, el mayor número de víctimas en siete años, según la ONU. (Télam)