Mientras se recrudece el intercambio de misiles israelíes y cohetes palestinos entre Israel y la Franja de Gaza, en Cisjordania, otro de los territorios ocupados, se vivió una nueva jornada de protestas que se saldó con un muerto y casi 80 heridos, todos palestinos, y la convocatoria a nuevas manifestaciones mañana.

Las autoridades israelíes estuvieron en alerta toda la jornada dentro de su país y en la ocupada Cisjordania porque hoy es cuando los palestinos conmemoran todos los años el día de la Nakba, la "catástrofe" como la llaman, fecha que representa para ellos la creación de Israel en 1948 y la expulsión de cientos de miles de palestinos que vivían en ese territorio y que desde entonces son reconocidos por la ONU como refugiados.

El Ministerio de Salud de la Autoridad Nacional Palestina, con sede en Ramallah, Cisjordania, informó hoy que la represión de las protestas que conmemoraban la Nakba pero también repudiaban la nueva ofensiva israelí contra la Franja de Gaza terminaron con un manifestante muerto por un disparo de un soldado de las fuerzas de ocupación en la ciudad de Tulkarem.

Además, informó de 78 heridos en todo ese territorio que Israel comenzó a ocupar militarmente tras ganar la llamada Guerra de los Seis Días en 1967 contra sus vecinos árabes.

Miles de manifestantes seguían en las calles y enfrentándose a los militares israelíes cuando empezaron a circular nuevas convocatorias para salir a protestar mañana, justo cuando en Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU se reúna nuevamente para intentar de consensuar una posición sobre esta escalada militar.

Los intentos anteriores fracasaron porque, según fuentes diplomáticas de los países que integran el consejo, Estados Unidos se niega a apoyar o siquiera no vetar una resolución que critique con dureza a Israel, uno de sus principales aliados en el mundo. (Télam)