El ministro de Petróleo de Irán, Javad Owji, inició hoy una visita oficial a Venezuela con el fin de profundizar la cooperación bilateral y buscar alternativas para sortear el efecto de las sanciones económicas aplicadas por Estados Unidos a ambos países, informó el gobierno venezolano.

El visitante fue recibido en Caracas por su colega local, Tareck El Aissami, con “el propósito de continuar profundizando los mecanismos de cooperación bilateral”, reportó el Ministerio de Petróleo de Venezuela en un comunicado.

Asimismo, ambos funcionarios exploraron “la construcción de rutas y mecanismos para superar las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos y países aliados”, agregó el texto.

La nota no detalló acuerdos ni tampoco la agenda del ministro iraní en Venezuela, según la agencia de noticias AFP.

Irán vendió combustibles y otros derivados de petróleo a Venezuela en medio de una crisis de abastecimiento que las autoridades venezolanas atribuyeron a las sanciones y dirigentes opositores y expertos al deterioro de la infraestructura extractiva local.

Venezuela e Irán entablaron una fluida relación a partir del acceso del chavismo al gobierno, en 1999, y la profundizaron en los últimos años, tras las sanciones de Washington a las exportaciones de petróleo -ambos son importantes productores- así como a muchos funcionarios y organizaciones de ambos países.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibió a principios de marzo a tres enviados de su colega de Estados Unidos, Joe Biden, en el primer contacto de alto nivel entre los gobiernos de los dos países en varios años.

Varios analistas especularon entonces con que Washington precisaba encontrar proveedores alternativos para el petróleo que importaba de Rusia y que había dedicido dejar de comprar tras la invasión de este país a Ucrania, y que Venezuela podía ser uno de ellos.

A la vez, señalaron que Caracas precisaba reemplazar a Rusia, ahora aislada del sistema internacional de transacciones financieras, como su casi exclusivo proveedor de acceso a divisas.

Sin embargo, pocos días después la Casa Blanca aclaró que “por ahora” no estaba pensando en comprar crudo a Venezuela y Maduro no modificó su posición de apoyo a Rusia -uno de sus principales aliados internacionales, junto a China e Irán- por su invasión a Ucrania. (Télam)