Un hombre del estado sureño de Georgia se suicidó de un tiro en el pecho, días después de ser acusado de participar en el asalto al Congreso efectuado la semana pasada por simpatizantes del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, informaron medios locales.

Christopher Stanton Georgia, de 53 años, murió el sábado por suicidio, dictaminó anoche la Oficina de Médicos Forenses del condado de Fulton, según consignó el diario The Atlanta Journal-Constitution.

La esposa de Georgia lo encontró el sábado en el sótano de su casa de la localidad de Alpharetta y llamó al servicio de emergencias diciendo que había "sangre por todas partes", en base a un informe policial citado por el Daily Mail.

Al llegar a la vivienda, los policías confiscaron dos rifles semiautomáticos e iniciaron una investigación por su muerte.

El pasado miércoles, día de la toma del Capitolio, Georgia fue arrestado por la Policía Metropolitana de Washington, acusado de violar el toque de queda vigente en la ciudad y de "entrada ilegal a propiedad pública" en relación al asalto al Congreso, en el que fallecieron cinco personas.

No obstante, un día después se declaró inocente ante el Tribunal Superior de la capital.

La entrada ilegal es un delito menor que conlleva una pena máxima de 180 días de cárcel y/o una multa de 1.000 dólares en Washington.

Varios residentes del estado de Georgia fueron identificados entre los manifestantes que invadieron el Congreso el pasado miércoles, entre los que destacan el miembro del movimiento ultraderechista QAnon, Dominic Box, y el abogado McCall Calhoun. (Télam)