Un juez estadounidense fue apartado del área de casos penales después de anular la condena de 4 años de cárcel por agresión sexual que tenía un joven de 18 años, una pena que él mismo había avalado.

El año pasado, el juez del Estado de Illinois Robert Adrian encontró a un joven culpable de agredir sexualmente a una adolescente de 16 años y lo condenó a un mínimo de 4 años de prisión.

Sin embargo, el magistrado dijo hace días que los últimos cinco meses tras las rejas de Drew Clinton, de 18 años, fueron "un gran castigo" y anuló el veredicto.

El juez explicó que Clinton había cumplido 18 años poco antes y no tenía antecedentes penales, y también criticó a los padres por dar alcohol a los asistentes a la fiesta en la que ocurrió el hecho.

"Parecía que luché por nada y di mi palabra sin razón", dijo la víctima a los medios de prensa locales, informó la agencia de noticias ANSA.

"Tuve que salir del salón de clases de inmediato e ir al baño a llorar", agregó.

Click to enlarge
A fallback.

La víctima testificó que Clinton la agredió sexualmente después de que se emborrachó en una fiesta, en la cual se desmayó y se despertó con él abusando de ella.

Tras conocerse la polémica decisión del juez, el Octavo Circuito Judicial lo reasignó a casos menores, como documentos de sucesión y otros asuntos civiles con efecto inmediato. (Télam)