En busca de frenar el acelerado crecimiento de casos de coronavirus debido a la variante Ómicron, un hospital israelí empezó a administrar hoy la cuarta dosis de vacuna a trabajadores sanitarios voluntarios, un día después de que el Ministerio de Salud aprobara el uso de emergencia de Paxlovid, el medicamento oral de la compañía Pfizer para tratar la enfermedad.

En el marco de una prueba para una futura campaña de refuerzo de la vacunación antiCovid, cuya fecha aún no fue anunciada, el hospital de Sheba, en los suburbios de Tel Aviv, comenzó hoy a vacunar a 150 trabajadores voluntarios que recibieron una tercera dosis hace más de cuatro meses y cuyos niveles de anticuerpos parecen haber disminuido.

Una vocera del Ministerio de Salud, Gal Rotem Golan, informó que la cartera aprobó un estudio clínico para probar la eficacia de la cuarta dosis, indicó a la agencia de noticias AFP

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, había adelantado el miércoles pasado que tanto los israelíes mayores de 60 años como el personal sanitario podrá acceder a una cuarta dosis, en momentos en que el país trata de reducir los contagios por la nueva variante Ómicron.

Pero la decisión aún necesita la aprobación del Ministerio de la Salud.

Con la administración de una cuarta dosis se evaluará el posible aumento de anticuerpos y la aparición de efectos secundarios, y si se reduce o no el riesgo de infección, dijo Gili Regev-Yochay, directora del departamento de enfermedades infecciosas del hospital.

Click to enlarge
A fallback.

Los trabajadores serán controlados durante seis meses, agregó.

Antes de empezar a inocular una cuarta dosis a nivel nacional, el director general del Ministerio de la Salud, Nachman Ash, quiere tener tiempo para estudiar la gravedad de las infecciones de la variante Ómicron, indicaron los medios de comunicación israelíes.

Más de 4,1 millones de israelíes recibieron tres dosis de la vacuna contra el coronavirus en esta nación de cerca de 9,3 millones de habitantes.

En las últimas 24 horas, el país registró más de 1.200 casos, una cifra baja en comparación a septiembre de este año, pero que desde mediados de noviembre registra una ascenso constante y una media semanal de más de 1.300 infecciones diarias, debido a la muy contagiosa variante Ómicron ya registrada en más de 110 países en todo el mundo.

Ante el avance del virus, Israel firmó un acuerdo con Pfizer por el medicamento y se espera que llegue un envío en los próximos días.

El Ministerio de Salud de Israel aprobó el uso de emergencia del medicamento oral de la compañía Pfizer para tratar la Covid-19.

La cartera sanitaria no especificó cuántas dosis del medicamento compró ni cuántas llegarán en el primer envío.

Pero durante el fin de semana las noticias del Canal 12 informaron que Israel había finalizado un acuerdo para comprar alrededor de 100.000 dosis, y que Bennett había hablado con el director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, durante el fin de semana para finalizar el trato.

Paxlovid, recibió la aprobación de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) el miércoles pasado, convirtiéndose en el primer tratamiento para el virus de administración casera.

El fármaco, administrado en forma de comprimidos, está destinado a ser tomado por pacientes en estado leve a moderado dentro de los primeros tres días de la aparición de los síntomas.

El tratamiento se realiza una vez cada 12 horas durante cinco días.

La píldora inhibe la actividad de la enzima proteasa, que es necesaria en el proceso de replicación del virus en el organismo.

Según los datos de Pfizer, la eficacia de la píldora no se altera con las variantes, incluida Ómicron.

La píldora anti-Covid-19 estará disponible de forma gratuita en Israel para aquellos grupos de alto riesgo, según el Canal 12.

Desde el inicio de la pandemia, Israel acumula más de 1,36 millones de casos y 8.242 muertes a causa de la enfermedad respiratoria. (Télam)