El consejero presidencial para la Seguridad Nacional de Colombia, Rafael Guarín Cotrino, reveló hoy que uno de los exmilitares detenidos en Haití por su presunta participación en el asesinato del presidente Jovenel Moïse es primo suyo, aunque aclaró que no lo conoce personalmente.

Guarín Cotrino dijo que la confirmación del parentesco se la dio su padre, a quien él mismo consultó cuando vio que uno de los 18 militares retirados colombianos arrestados en Puerto Príncipe tenía su mismo apellido y es oriundo de la ciudad de Sogamoso, en el departamento de Boyacá, de donde es su familia.

“Mi padre me informó que el señor Mauricio Grosso Guarín es hijo de uno de sus diez hermanos”, señaló en una declaración el consejero presidencial, quien agregó que sabía que su papá tenía un sobrino que fue profesional del Ejército.

El funcionario aclaró que no conoce a esa persona ni tuvo “trato alguno a lo largo” de su vida “ni siquiera en el plano familiar”, según publicó el sitio entornointeligente.

La curiosidad es que en la lista de detenidos divulgada por la Policía de Haití y confirmada por las autoridades colombianas no aparece el nombre de Mauricio Grosso Guarín, sino el exmilitar Manuel Antonio Grosso Guarín.

Moïse fue asesinado en la madrugada del miércoles por un comando que entró a su residencia, en el barrio Pelerin de Puerto Príncipe.

Según informó la Policía haitiana, se trató de un grupo de 28 personas, 26 de ellas colombianas y 2 estadounidenses de origen haitiano. Hay 18 colombianos detenidos, 13 de ellos al manos militares retirados.

“Los organismos de justicia deben adelantar la investigación y determinar las responsabilidades que correspondan”, y los que cometieron el “abominable homicidio del presidente Moïse deben responder con las mayores sanciones a las que haya a lugar”, afirmó Guarín Cotrino.

El jueves, apenas circuló la participación de colombianos en el hecho, el Gobierno de Iván Duque ofreció colaboración e información a Haití y hasta dispuso el envío de una comisión investigadora. (Télam)