El integrante de la Comisión de la Verdad de Colombia, Saúl Franco, advirtió hoy que el conflicto armado sigue "vivo" en las universidades, tras los asesinatos de estudiantes que participaron en las pasadas manifestaciones antigubernamentales.

"Me ha impresionado mucho que justo en este día esté tan vivo todavía el conflicto en las universidades", dijo el miembro de la entidad creada por el acuerdo de paz entre el Gobierno y la hoy extinta guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de 2016, durante el foro del organismo sobre este tema que se realiza en Bucaramanga.

Para Franco, prueba de esta permanencia del conflicto en las universidades es la muerte, a manos de sicarios, de Esteban Mosquera, líder de la Universidad del Cauca, en Popayán el pasado 23 de agosto y las amenazas de muerte que en las últimas semanas denunció la comunidad universitaria de Eafit, un centro educativo privado con sede en la ciudad de Medellín.

"Hoy, ustedes ven los titulares de todos los periódicos y están las amenazas de las Águilas Negras (grupo de origen paramilitar de extrema derecha) y de un grupo denominado 'anticomunistas en Antioquia', que están amenazando a profesores y estudiantes de Eafit, una importantísima universidad de Medellín", amplió.

Franco hizo declaraciones a la prensa previamente al encuentro denominado "El conflicto armado en las universidades: generaciones que no se rinden", donde víctimas y presuntos victimarios debaten los hechos violentos que acontecieron durante más de medio siglo de conflicto.

"Este acto tiene una enorme actualidad, compromiso con el pasado, con el presente y sobre todo, con el futuro", añadió Franco, citado por la agencia de noticias Sputnik.

El funcionario añadió que en la información que esa entidad recopila para hacer un informe general sobre el conflicto preparan un "aporte mostrando el tema del exilio".

"Tenemos mas de 250 testimonios de exiliados colombianos que salieron en su condición de universitarios. Sean estudiantes, profesores o trabajadores", concluyó.

La Comisión de la Verdad deberá presentar el reporte final sobre el conflicto armado colombiano en noviembre próximo y se considera un insumo esencial en la búsqueda de verdad y justicia que estableció como eje el acuerdo de paz, junto con los tribunales especiales que juzgan los crímenes cometidos durante el conflicto. (Télam)