Napoleón Campos, candidato a diputado salvadoreño, presentó ante la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) una demanda en contra del presidente, Nayib Bukele, por un presunto "comportamiento antidemocrático y anticonstitucional".

En la demanda presentada el martes ante la CCJ, se solicitan varias medidas cautelares, entre ellas "que ordene al presidente Bukele el cese de su comportamiento antidemocrático y anticonstitucional", explicó Campos en un comunicado.

También pidió a la CCJ que le ordene a Bukele obedecer "toda resolución judicial y sentencias de la Sala de lo Constitucional" de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador.

"Solicito a la Corte Centroamericana desarrollar la jurisprudencia que estime conveniente, para condenar las graves violaciones protagonizadas por el presidente Bukele en contra de la democracia", apuntó el político.

La CCJ, con sede en Nicaragua, aún no se expidió sobre si admitirá el recurso, según medios locales y la agencia de noticias AFP.

Campos, que es candidato al Congreso de El Salvador por el partido de centro derecha Nuestro Tiempo, también pide a la corte regional que ordene al mandatario el "cese de la instrumentalización" de "las fuerzas policiales y militares".

Según el demandante, Bukele mostró un comportamiento antidemocrático y anticonstitucional al no acatar una orden judicial para ordenar que se abran archivos militares para la búsqueda de información sobre la masacre de El Mozote en 1981, durante la guerra civil, en la que murieron ejecutadas casi mil personas.

Campos también considera que Bukele desobedeció a la Corte Suprema con "su decisión de negar" la entrada al país de salvadoreños que no presentaran una prueba negativa de coronavirus cuando el país comenzaba a enfrentar la pandemia.

El Gobierno alegó entonces que las líneas aéreas comerciales eran las responsables de exigir una prueba negativa a sus pasajeros antes de abordar vuelos con destino a El Salvador.

Campos también acusó a Bukele de hacer un uso "político" de la Policía y la Fuerza Armada el 9 de febrero de 2020, cuando ingresó al Congreso acompañado de policías y soldados portando chalecos antibala y fusiles de asalto. (Télam)