A solo cuatro días de las elecciones generales, el candidato al Congreso por el partido Perú Libre (PL) Guillermo Bermejo Rojas fue acusado por la Fiscalía de terrorismo al considerar que pertenece al grupo Sendero Luminoso, la antigua guerrilla de corte marxista que logró fuerte protagonismo en la década de los 80 e inicios de los 90.

Bermejo, quien ocupaba el quinto lugar de la lista, se convirtió en cabeza de la joven organización de izquierdas por la circunscripción de Lima, después de que sus compañeros fueran excluidos por la Comisión Electoral al no cumplir con los requisitos, informó el diario local Perú 21.

Bermejo, "de manera consciente y voluntaria, se habría desplazado en varias oportunidades a campamentos terroristas con la finalidad de sostener reuniones clandestinas" con Víctor Quispe Palomino, alias Camarada José y Jorge Quispe Palomino, también conocido como Camarada Raúl, según la Fiscalía.

La acusación señala que Bermejo "recibió adoctrinamiento ideológico y político", así como "adiestramiento en armas de fuego", reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

No es la primera vez que la Fiscalía va detrás del candidato de Perú Libre, pues ya en 2005 se pidió una orden de prisión preventiva en su contra mientras se lo investigaba por un supuesto delito de terrorismo.

Aunque fue absuelto en 2017, el Tribunal Supremo anuló la decisión y ordenó un nuevo juicio.

Bermejo siempre ha negado dichas acusaciones.

A Sendero Luminoso se le atribuye la muerte de cerca de 31.000 civiles y militares.

Según la Comisión de la Verdad y Reconciliación de Perú, entre los años 1980 y 2000 se registraron alrededor de 69.000 muertes provocadas por el conflicto armado, afectando especialmente a las regiones rurales y las poblaciones quechuas de las zonas andinas.

En la actualidad el Camarada José sería el único líder del último reducto de Sendero Luminoso, el autodenominado Militarizado Partido Comunista del Perú (MPCP), después de que su hermano, el Camarada Raúl, falleciera a finales del pasado mes de enero por una enfermedad renal crónica. (Télam)