El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, anunció hoy que los países de la Unión Europea (UE) adoptarán nuevas sanciones contra Bielorrusia "en los próximos días" por la crisis migratoria que provocó en las fronteras del este del bloque.

El nuevo paquete de sanciones incluirá a "un importante número" de ciudadanos y empresas bielorrusas por "facilitar el cruce ilegal de fronteras hacia la UE", detalló Borrell, informó la agencia de noticias AFP.

El jefe de la diplomacia de la UE habló en Bruselas, tras una reunión de los ministros de Relaciones Exteriores de los 27 países miembro del bloque.

La UE acusa a Bielorrusia de haber organizado estos movimientos migratorios hacia las vecinas Polonia y Lituania, que integran el bloque, para vengarse de sanciones occidentales impuestas al Gobierno de Alexandr Lukashenko el año pasado por represión de protestas opositoras tras su reelección.

"Ahora podremos tener en cuenta específicamente a quienes explotan a migrantes vulnerables y facilitan el cruce ilegal de la frontera hacia la UE", aseguró Borrell, y tildó la actitud de Bielorrusia de "agresión híbrida".

De acuerdo con Lukashenko, quien preside Bielorrusia hace 30 años y cuya última reelección en agosto de 2020 no fue reconocida por los países europeos, su país trabaja "activamente" para que regresen los migrantes que se encuentran en la frontera entre la UE y Bielorrusia.

Click to enlarge
A fallback.

Las sanciones europeas adoptadas tras esas elecciones contra funcionarios responsables del Gobierno bielorruso afectan a 166 personas, entre ellas el propio Lukashenko, y consisten en la congelación de sus activos y la prohibición de ingresar a la UE.

El bloque europeo, además, aplica desde junio último sanciones económicas a los sectores claves del potasio, petróleo y tabaco bielorrusos, y prohibió a las compañías aéreas de Bielorrusia acceder a su espacio aéreo y a sus aeropuertos. (Télam)